Lifting Facial

procedimiento Estiramiento facia
procedimiento Estiramiento facia
También conocido como ritidectomía, es un procedimiento quirúrgico estético diseñado para mejorar la apariencia del rostro y el cuello al tratar los signos de envejecimiento. A medida que envejecemos, la piel tiende a perder su elasticidad, y los tejidos subyacentes como los músculos y la grasa pueden ceder, lo que resulta en flacidez y arrugas en el rostro y el cuello. El lifting facial busca corregir estos problemas mediante la eliminación del exceso de piel y el reposicionamiento de los tejidos subyacentes para lograr un aspecto más rejuvenecido.
• Lifting facial tradicional: Trata tanto el rostro como el cuello y es ideal para tratar la flacidez generalizada. • Mini lifting facial: Se centra en áreas específicas, como las mejillas y la mandíbula. Es menos invasivo y tiene un tiempo de recuperación más corto que el lifting facial completo. • Lifting de cuello: Se enfoca principalmente en mejorar la apariencia del cuello y la mandíbula.
Durante un lifting facial, se hacen incisiones en áreas estratégicas del rostro, como alrededor de las orejas y, en algunos casos, en la línea del cabello. A través de estas incisiones, se accede a los músculos y tejidos subyacentes. Se pueden reposicionar, tensar y eliminar el exceso de piel. Las incisiones se cierran con suturas.
Los candidatos ideales para un lifting facial son aquellos que presentan signos visibles de envejecimiento en el rostro y el cuello, como flacidez de la piel, arrugas profundas y pérdida de definición en la línea de la mandíbula. Es importante tener una salud general buena y expectativas realistas sobre los resultados.
Después de la cirugía, se puede experimentar hinchazón, hematomas y molestias. El tiempo de recuperación varía según el tipo de procedimiento, pero por lo general, los pacientes pueden volver a sus actividades normales después de unas semanas. Se debe evitar la exposición al sol y seguir las instrucciones del cirujano para un proceso de recuperación óptimo.
Como con cualquier cirugía, existen riesgos potenciales, como infecciones, cicatrices visibles, asimetría y cambios en la sensación de la piel. Es importante hablar con un cirujano plástico certificado y experimentado para entender completamente los riesgos y beneficios antes de someterse a un lifting facial.
Los resultados de un lifting facial son generalmente duraderos, pero el envejecimiento natural del rostro continuará con el tiempo. Aunque el procedimiento puede proporcionar un aspecto más joven y rejuvenecido, no detendrá completamente el proceso de envejecimiento.
Antes de tomar una decisión, es esencial programar una consulta con un cirujano plástico cualificado para discutir tus objetivos, examinar tu salud general y determinar si eres un buen candidato para un lifting facial.

ESTÁS INTERESADO EN CONSULTAR CON NOSOTROS?